Acerca del cambio de Louis Van Gaal ante Costa Rica

La transmisión oficial muestra a uno de los dos arqueros suplentes de Holanda realizando trabajos de precalentamiento sobre los laterales del campo de juego, a pocos minutos para el final del alargue. Ante la inminencia de los penales, la imagen deja a todos desorientados. De verde y con el número veintitrés en la espalda, el sustituto guardavalla holandés es, hasta ahora, un perfecto desconocido. Momentos después, ingresa al campo en reemplazo de Jasper Cillessen.

Lo que ocurrió después es historia sabida: Tim Krul atajó dos de los cinco penales y depositó a Holanda en las semifinales de la Copa del Mundo.

Resulta una obviedad decir que todo cambio por parte del entrenador constituye para este una decisión. Estas pueden enfrentar distintas variantes, pero siempre traen aparejada la táctica y por consiguiente, el resultado. Dentro de ese marco se manejó Van Gaal. A pesar de su extensa trayectoria, fue criticado durante el mundial porque su sistema de juego no estaría a tono con la línea histórica holandesa, cuyos exponentes ilustres son Rinus Michels y Johan Cruyff. Luego del sábado algunos lo acusaron de demente, aunque otros ya hablan de que su apuesta sería “la jugada del mundial”.

Pero lo que importa aquí es otra cosa.

La medida tiene como consecuencia una primera conclusión futbolera: si tomamos algunas cuestiones del manual del potrero, coincidiríamos en que Van Gaal optó por “un arquero ataja penales”. Una medida así implica una planificación previa por parte del entrenador, el cuerpo técnico y los jugadores, y hasta la búsqueda de cierto consenso para apoyar la iniciativa. Esto deja en evidencia la importancia que le da el entrenador a los recursos del equipo y como los asigna. Desde esa perspectiva, la cuestión no sorprendería más que por su carácter de arriesgada. Pero ni siquiera está sustentada por la solidez de una estadística que la acompañe: hasta el encuentro con Costa Rica, Krul había parado sólo dos de los últimos veinte penales que le habían pateado.

Ahora bien, ¿Qué significa en realidad el cambio de Van Gaal? La empresa montada por el entrenador holandés representa mucho más que un cambio táctico. Incluso, va por afuera de ello. Van Gaal se las ingenió para inclinar el juego a su favor sin operar sobre este. Y en una estrategia lícita y poco convencional, empleó recursos legítimos para atacar por donde nadie hubiera atacado. Con los jugadores extenuados físicamente y los sentidos dudando, Van Gaal bombardeó el andamiaje psicológico de sus rivales. La sustitución de Krul por Cillessen encierra un efecto de sentido. Los costarricenses ya no tendrán enfrente a un simple arquero ataja penales. Ahora les tocará ejecutar ante un gigante que triplica en extensión las medidas reglamentarias del arco. La figura del arquero se ve potenciada por las circunstancias y por el contexto. Pero también por la bravura y la corajeada del entrenador que no vaciló ni un segundo para tomar una decisión sin antecedentes. A esto, Krul le sumó su método que terminó resultando eficaz.

Con el correr de los años, el “ganar como sea” se convirtió en la filosofía dominante del mundo futbolero. Ya no es el bidón de Branco, que es la expresión máxima de un sistema de pensamiento aplicado al fútbol. Ahora, es “el cambio de Van Gaal” al que, por ahora, nadie tiene algo para objetarle.

2010: Un año lleno de campeones

 

Con un mercado de pases movidito pero austero acorde a la crisis que atraviezan los colosos del fútbol argentino; con un Rally Dakar colorido y vibrante que tiene a dos argentinos que no paran de superar dunas para ubicarse en lo más alto; con un Del Potro de nuevo en el circuito en busca del N°1 y un Nalbandian que no puede recuperarse  bajandose del primer Gran Slam del año; con un Torneo de Verano lleno de pibes y poco atractivo futbolístico; con un Copa África con más sangre y conflictos políticos que fútbol; con la Champions plagada de duelos interesantes en su primer instancia definitoria; con Tiger Woods afuera del golf por quien sabe cuánto y una demanda matrimonial amenazando su billonaria fortuna; con un fútbol cada vez más galáctico, tecnológico y globalizado; con Redrado atrincherado en el Central; con Néstor y Cristina más adentro que afuera; con Maradona tratando de armar el cubo mágico de la Selección Argentina. Con estos y muchos otros acontecimientos comenzó el 2010, “El año de los mundiales”.

  • Como ya es de público conocimiento el 11 de junio el mundo entero suspenderá sus actividades de rutina para contemplar el Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010.

Info Sudáfrica 2010

  • Poco más tarde, el 26 de agosto, la renovada selección dirigida por Javier Weber hará su debut en el decimoséptimo Campeonato Mundial de Vóley, que se disputará en Italia.

Info Volleyball World Championship

  • Dos días después, en Turquía, la pelota rozará el cielo para dar comienzo al Campeonato Mundial de Básquet, con un conjunto argentino candidato en todas sus hazañas.

 FIBA World Championship Turquía 2010

  •  Posteriores cuarenta y ocho horas se dará por inaugurado el Mundial de Hockey femenino sobre cesped celebrado en Argentina, que tendrá a las Leonas como principal atractivo.

2010 Womens Hockey World Cup 

 !Ojo¡ Hay que estar atento, ajustar el uso horario. Con un poco de confianza el deporte argentino puede tener un año lleno de campeones.

Debajo del puente

New Folder (2)

El paisaje es un fiel reflejo de lo que preocupa a la sociedad. Casas tomadas, basura, verdes parcelas mal recicladas, grafitis que decoran cada una de las paredes desnudas en ladrillos, esquinas llenas de vicios, veredas intransitables, calles con contrastes sociales bien diferenciados, pobreza. Para ubicarlo en el mapa sirve como referencia la sede de la Facultad de Drago, aledaña a la estación de nombre homónimo que pertenece al Ferrocarril Mitre.  

Durante la década del noventa lucían como pintorescos recintos familieros. Hoy, no son más que simples manzanas con serias dificultades edilicias, destinadas al copamiento del cemento público y a ser convertidas en faraónicas autopistas que comunicarán el Sur y el Norte de la conflictiva Buenos Aires.

En 1978, la iniciativa vial-urbana fue impulsada por el brigadier Osvaldo Andrés Cacciatore, intendente de la Ciudad de Buenos Aires durante los años de la dictadura.”Cacciatore fue el intendente de la ciudad que tuvo quince centros de detención como la ESMA. Impuso el autoritarismo con el traslado forzado de habitantes de las villas, e hizo autopistas a contramano de un desarrollo urbano planificado. Gastó millones y encima lo hizo mal”, lo definió el ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra, en julio de 2007. Desde un principio, la obra, bautizada Autopista 3, atravesaría los barrios de Villa Urquiza, Parque Chas, Villa Ortuzar, Chacarita, Villa Crespo, Balvanera y Parque Patricios.

Allá por los años setenta, el Gobierno militar llegó a expropiar las tierras cercanas a la Avenidas General Paz y Panamericana, en el tradicional barrio de Saavedra. A mediados de los noventa, se comenzó con la construcción de la Avenida Parque (hoy Roberto Goyeneche), acompañada paralelamente  por un amplio cordón de espacios verdes. Por cuestiones presupuestarias, económicas y gubernamentales no se continúo con el proyecto.

Actualmente, el problema surge del primer tramo, que se comprende entre la Avenida Congreso y la Avenida de Los Incas. Allí, el centro de atención está concentrado en los vecinos que usurparon viviendas. En 1996, fueron censados y en consecuencia indemnizados con 96.000 pesos. Los que no llegaron a ser afectados por la medida, recibieron $15.000. Otra gran parte fue beneficiada con viviendas adquiridas mediante créditos flexibles a 30 años. Una minoría todavía resiste el asentamiento.

Como en cada barriada, se halla mucho de potrero, de deporte popular, de fútbol callejero carente de caudal, enemigo de los negocios organizados. Entre las avenidas ya nombradas (Congreso y Los Incas), enfilando por la calle Holmberg, hay al menos cuatro canchas de fútbol que pertenecen (o por lo menos lo hicieron) a colegios del Distrito Escolar N° 15 y cinco potreros que durante las tardes de fin de semana se disfrazan de estadios. De esa fusión, en 1989, nacieron los campeonatos intercolegiales, esas competencias atractivas que reunían lo mejor del fútbol escolar de la zona. Dieciséis años más tarde fueron prohibidos por capricho del supervisor de turno.

La realidad parece dictar el futuro. En algunos años, todo se convertirá en una vía de transito rápido, con un alto grado de contaminación sonora y ambiental. Los recuerdos serán añicos y las familias emigrarán en busca de mejores pagos. Pero nadie refrescará la memoria para tratar de recordar esas tardes de sábado, sin ningún tope de horario, en las que las canchas, los potreros y el fútbol  encerraban un contenido social irrecuperable.  Movilizaban abuelas, padres, madres y hermanos. Mate, Coca y pancho. Pero al fin todo quedará sepultado. Todo por debajo del puente.